El control que ejerce Apple sobre los iAd frustra a los anunciantes

El sistema de anuncios iAd fue presentado como una nueva característica de iOS 4, donde Apple ofrecía esta nueva plataforma de publicidad a los desarrolladores para que sus ganancias por aplicación aumentaran, a la vez que les daban la posibilidad de reducir el precio de ésta, beneficiando así a los consumidores. Además, iAd presume de ser un sistema de anuncios atractivo y que nos invitará a verlos, sin sacarnos de la aplicación en cualquier caso; justo al contrario que el AdMob de Google, el cual ha querido desbancar Apple con su iAd.

Claro que no todo es tan de color de rosa, pues estos anuncios tienen que gustarle a Apple antes de ser publicados (exactamente igual que las aplicaciones de la App Store). Así que los anunciantes que quieren formar parte del sistema de iAd lo están teniendo francamente difícil. El problema es en parte de Apple, que ejerce un control exagerado sobre el proceso creativo de los anunciantes. Los anuncios tienen que ser muy Apple style, sino Apple los rechazará.

Esto ha hecho que crear un simple anuncio móvil pueda costar entre 8 y 10 semanas desde el pensamiento inicial hasta que es acabado, muchísimo más tiempo de lo normal para un anuncio móvil.

Como Apple controla cada uno de los anuncios, ahora que es un sistema recién empezado, la espera para que tu anuncio se publique se hace eterna. Según Sam Altman, el director ejecutivo de la aplicación Loopt, afirma:

«El inicio del sistema de anuncios iAd de Apple ha sido decepcionantemente lento. Sin embargo, esperamos que mejore con el paso del tiempo»

Otro de los problemas que tiene iAd es que Apple es que no provee al desarrollador de una guía de desarrollo para ayudarles a entender sus capacidades y limitaciones. Además, Apple no dice a las agencias dónde aparecerá el anuncio, obligándolas a ellas a buscarlos entre las aplicaciones en vez de darles un acceso rápido.

Es decir, el publicista crea el anuncio, se lo manda a Apple; y es la propia Apple la que decide en qué aplicación saldrá el anuncio. Entonces los desarrolladores sólo tendrán que dejar un hueco en su aplicación indicando que ahí va un iAd, y Apple decidirá que anuncio saldrá.

Definitivamente, este control titánico de Apple en otra compañía sería inviable. La suerte que tiene Apple es que sus dispositivos iOS generan millones de ganancias y los desarrolladores están dispuestos a pasar por donde sea con tal de ganar mucho dinero. Pero Apple no se lo pone fácil, y esta es una prueba más de ello.

Sin embargo, aquellos que ya tienen sus anuncios, como Nissan, dicen que han tenido grandes resultados con iAd. Es más, según las estadísticas de Nissan, las posibilidades de que un usuario haga click en un iAd son 5 veces superiores a que haga click en un anuncio normal.

Los desarrolladores también hablan bondades de los nuevos iAd. La gente de Dictionary.com dijo que las ganancias provenientes de publicidad han aumentado un 177% desde que implementaron iAd.

Después de los resultados finales, también comprendemos por qué los desarrolladores y anunciantes están dispuestos a pasar por cualquier cosa, pues al fin y al cabo el dinero es lo que cuenta.

Manuel Ajamil

Digital Creator • Foodie • Travel Lover
Botón volver arriba