El iPad se convierte en una gran herramienta terapéutica para los niños discapacitados

Hasta ahora hemos visto varias noticias sobre cómo el iPad está entrando en el campo de la medicina ayudando a numerosos enfermos a poder llevar una vida mejor gracias a él, y la historia que os vamos a contar hoy es otro claro ejemplo de ello.

Owen es un niño americano de 7 años que desde que nació sufre una discapacidad neuromotora que le impide ni tan siquiera poder mover el ratón de un ordenador.

Sin embargo un día su cuidadore decidió mostrarle su iPad y  pudo observar como el pequeño acercaba una mano a la pantalla y con el solo roce de su pequeño dedo índice se abrió una aplicación. Se trataba de Gravitarium, una aplicación que reproduce música y muestra estrellas en la pantala del iPad y que a Owen le encantaba.

Desde aquel día sus padres han intentado que el pequeño utilizase en su desenvolvimiento diario numerosos medios tecnológicos, pero sin embargo ninguno de ellos ha sido capaz de lograr los resultados obtenidos con el iPad.

Espero que poco a poco los desarrolladores vayan creando aplicaciones que ayuden a los niños como Owen a poder vivir mejor y a llegar a ser un poquito más felices porque realmente se lo merecen 🙂

Manuel Ajamil

Digital Creator • Foodie • Travel Lover
Botón volver arriba