Hasta siempre Steve

Hoy sin duda es un día triste para muchos. Steve Jobs, el que hasta hace pocos meses había sido CEO de Apple, ha fallecido esta madrugada a los 56 años de edad debido a un cáncer de páncreas.

La noticia nos ha llegado a la gran mayoría por sorpresa nada más levantarnos, y aunque desde hace ya bastante tiempo sabíamos que lamentablemente más tarde o más temprano iba a ocurrir, creo que nunca nos hubiésemos imaginado que este momento llegase tan pronto.

Durante la keynote de hace dos días le echamos de menos. Tim Cook lo hizo bien, pero no fue lo mismo. Steve en el escenario era único. Esos minutos y minutos de aplausos cada vez que comenzaba la presentación de un nuevo producto no eran porque sí, sino porque que la gente le quería, les gustaba todo lo que esta persona había hecho por Apple, y por eso se los merecía.

«Gracias, gracias, gracias…» Esas eran sus palabras entre cientos y cientos de aplausos. Steve tenía algo especial, algo que cualquier CEO de una gran empresa querría tener. Una persona irrepetible que sin duda ha luchado por Apple hasta que ya no ha podido más, y a la que todos tenemos mucho que agradecer.

Hoy comienza una nueva era en Cupertino, un futuro incierto y no porque lo vayan a hacer mal sin él, sino porque siempre tendremos todos en la cabeza: «Y si Steve Jobs viviera…»

Está claro que ya nada va a ser lo mismo, Tim Cook lo hará bien, y poco a poco se irá ganando a todos esos fanboys que defenderán a Apple por encima de todo, pero el recuerdo y la imagen de Steve Jobs todos la tendremos presente.

Te vamos a echar mucho de menos Steve, descansa en paz.

Manuel Ajamil

Digital Creator • Foodie • Travel Lover
Botón volver arriba